Plantas comerciales

Plantas-comercialesLos ciclos de vapor utilizan como fluido de trabajo agua desmineralizada aditivada con compuestos químicos que controlan el pH de la fase líquida y gaseosa, oxígeno disuelto e incrustaciones. Para el control del pH en la fase líquida se suele utilizar fosfatos, y para la fase vapor amoniaco (NH3) y sus derivados, aminas, de especial interés en el Ciclo Higroscópico. Para controlar el oxígeno disuelto se suele utilizar hidracina (N2H4) (cada vez más en desuso). Como se puede comprobar, todos los compuestos químicos utilizados en el tratamiento de agua del ciclo vapor son higroscópicos, completamente compatibles y necesarios en la presente tecnología.

Otro parámetro importante es el contenido en sales en el vapor, el cual no se controla con un tratamiento químico propiamente dicho, sino con un estricto control del agua de aporte al ciclo y un adecuado régimen de purgas. El contenido en sales se controla de forma indirecta a través de la medida de la conductividad.

Plantas comercialesEl Ciclo Higroscópico aprovecha las características higroscópicas de los aditivos del ciclo de vapor, así como las sales que acompañan al agua de aporte al ciclo, y para ello recupera térmica y químicamente la purga de calderas. Por ello:

  • El Ciclo Higroscópico puede aplicarse comercialmente en la actualidad a centrales de energía que utilicen un ciclo Rankine para cualquier potencia.
  • La mayoría de los equipos y materiales son los mismos que en un ciclo Rankine convencional (turbina, caldera, desgasificador, bombas, etc.).
  • La novedad es la incorporación de un absorbedor de vapor, recuperador entálpico, aerorefrigerante y recirculaciones internas para aprovechar térmica y químicamente esta purga de caldera rica en compuestos higroscópicos.
  • Todos los equipos y materiales del Ciclo Higroscópico son comerciales y garantizados 100% por los diferentes fabricantes.